Decoraciones creativas para vestir a tu hogar de fiesta

¡Llegó la época navideña! Se enciende el espíritu de unión y una energía especial para compartir con la familia y amigos más cercanos. Una de las tradiciones más divertidas es sin duda decorar la casa con adornos festivos y pintorescos. Con el fin de ayudarte en esta tarea, te presentamos algunas ideas para dar rienda suelta a la creatividad, mientras cuidas tu bolsillo.

Adornos con papel: Usando papel reciclado, crea distintos motivos navideños, como arbolitos de Navidad, estrellas, angelitos o las figuras del pesebre. Utilízalos para decorar diferentes espacios.

Accesorios para la Nochebuena: Tu mesa merece un toque especial. Decórala con cintas de colores, cajitas de regalo hechas por los niños o fuentes de vidrio que contengan coloridas esferas navideñas.

Decoraciones con frutas: Inventa tus propios arreglos para decorar la mesa de la sala o el comedor, utilizando frutas como manzanas, peras o granadas. Puedes adornarlas con ramitos de canela o clavos de olor. Notarás que además de verse muy coloridos y vistosos, ¡estos adornos le darán un aroma delicioso a tu casa!

Cadenas navideñas: Pide a los niños que corten tiras medianas de papel de distintos colores. Toma una de estas tiras y une sus esquinas con cinta adhesiva para formar un anillo. Repite el proceso con las demás tiras, entrelazándolas para formar una cadena. Úsala para decorar el árbol de Navidad, los pasamanos o cualquier esquina de la casa que necesite vida.

Corona para la puerta: En lugar de comprar una corona que puede salir costosa y no ser tan bonita, anímate a fabricar una más original. Consigue una rama de árbol. Con la ayuda de alambre de felpa (pipe cleaners) o cinta de colores, amárrala para formar la corona. Invita a los niños a decorarla con esferas navideñas, moños rojos, cajitas de regalo, piñas de pinos o semillas que encuentres en tu jardín.

Adornos luminosos: Aprovecha los floreros o envases que no uses a diario para convertirlos en adornos luminosos. Simplemente ponles agua, coloca velitas flotantes y enciéndelas justo antes de comenzar la cena. Para un toque aún más colorido, puedes mezclar el agua con algunas gotitas de colorante de comida.