Prácticas ideas para que tus hijos se enamoren de libros

Socializar, despertar la imaginación, desarrollar el lenguaje, ampliar el conocimiento, identificarse con historias parecidas, distraerse. Leer ofrece estos y muchos otros beneficios a niños de todas las edades. Aquí te compartimos algunas ideas, para convertir a la lectura en uno de los pasatiempos favoritos de tus hijos.

En la biblioteca:

  • Marca en el calendario familiar qué día pueden ir durante la semana. Esto ayudará a que sea una actividad constante y tus hijos la esperarán con ansias. Algunas librerías ofrecen también zonas divertidas para niños.
  • Bebés o niños menores de 5 años:
    • Busca cuentos que tengan colores, formas y texturas divertidas, para que ellos puedan explorarlos con todos sus sentidos, mientras tú se los lees.
    • Escoge libros que estén en español, para que tus niños desarrollen vocabulario y comprensión en su idioma materno. Les ayudará a recordar su primer idioma, y además tendrán bases sólidas cuando vayan a la escuela a aprender inglés.
    • Participa de los grupos de lectura que se ofrecen para los más chiquitos. Una excelente oportunidad para socializar y compartir con otros.
    • Pregunta si tienen algún programa, para premiarlos cada vez que lean cierto número de libros.
  • Niños de edad escolar:
    • Abre una membresía en la biblioteca para cada uno. De esta manera sentirán que pertenecen a un club selecto, podrán reservar sus libros favoritos para leerlos en casa, y querrán regresar con más frecuencia.
    • Motívalos a participar en los grupos de lectura que se ofrecen en la biblioteca. Ahí compartirán con niños de su edad y desarrollarán su autoconfianza.
    • Acompáñalos a buscar libros e información adicional, para los temas que estén aprendiendo en su escuela, o sobre los que tienen un interés especial.
    • Averigua qué otras actividades están disponibles: Talleres, manualidades u obras de teatro relacionadas a libros infantiles.
    • Cuando terminen un libro, déjales reservar la película de esa historia, para verla en familia. Conversen sobre ambas versiones.

En la casa:

  • Escoge un lugar tranquilo y cómodo para leer con tus hijos. Puede ser en su cama antes de dormir, o en el sofá luego de cenar. Recuerda apagar la tele y los teléfonos, para evitar distracciones.
  • Para los más pequeños:
    • Coloca los cuentos a su alcance, para que despierten su interés. Déjalos que los toquen y vean con atención. Ellos están aprendiendo a través de sus sentidos.
    • Probablemente te pedirán que les leas el mismo cuento una y otra vez. Dales gusto, esto les ayuda a fomentar la memoria, vocabulario, mantienen el interés e incluso les ayuda a afianzar la autoestima.
    • Cuando hayan terminado de leer un cuento, enséñales a guardarlo en su lugar. Así reforzarán el hábito del orden.

Si tus hijos ya saben leer:

  • Invítalos a diseñar un calendario de lectura, en donde lleven un control del tiempo leído. Al final de la semana, suma el total de horas y recompénsalos por su dedicación. Recuerda que los premios no solo son materiales: también pueden incluir actividades divertidas, contigo o con toda la familia.
  • Siéntate con ellos para escucharlos atentamente. Hazles preguntas sobre lo que están leyendo: ¿Qué opinan sobre los personajes?, ¿qué se imaginan va a pasar en el siguiente capítulo?, etc.
  • Felicítalos siempre por su gran esfuerzo. Ten presente: Depende mucho de ti que tus hijos se enamoren de la lectura. Así que en lugar de regañarlos cuando se equivoquen, ayúdalos a practicar lo que necesiten mejorar.
  • Aprovecha la tecnología para descargar aplicaciones (apps) relacionadas a la lectura en tus tabletas o teléfonos inteligentes. Consulta con los maestros de la escuela sobre qué aplicaciones recomiendan y cómo usarlas apropiadamente.
  • Si les gusta la cocina, pídeles que lean las recetas incluidas en nuestras revistas cocinaMAX™, mientras las preparan contigo. Incluso puedes animarlos a que te lean la lista de ingredientes cuando vayan al supermercado, o a armar su propio recetario, con los platillos favoritos de la familia.

La lección de hoy: Leer despierta la imaginación, enriquece la sabiduría y une a la familia… ¡Qué disfruten de su próximo libro!