Secretos para preparar las mejores ensaladas

Más saludables y con menos calorías

Por Lolbé Corona

Te has dado a la tarea de agregar más ensaladas en tu dieta para mantenerla baja en grasas. Entre los ingredientes incluyes frutas, verduras, granos y proteínas para que quede bien balanceada. Aunque tu creación luce saludable, tal vez estás agregando calorías de más y no lo sabes. Sin quererlo puedes estar saboteando tu suculenta creación con aderezos y condimentos. A continuación, algunos secretos para evitarlo.

Te sorprenderá saber que hay una lista de errores comunes que se cometen cuando se trata de ensaladas y es que, aunque parezcan sencillas de preparar, hay varios pasos que debes seguir para que sean mejores para tu salud.

Suma sabor, no calorías

Una vez que hayas preparado una ensalada rica en nutrientes, no la satures con ingredientes que no necesita, como aderezos altos en grasas saturadas, sodio o azúcar.

Hay dos tipos básicos de aderezos: los cremosos y las vinagretas. Los primeros tienen una base de crema espesa, mayonesa, leche u otra combinación de ingredientes, mientras que los segundos están elaborados con aceite y vinagre1.

Si usas aderezos preparados industrialmente, revisa las etiquetas. Conoce los ingredientes que contienen estos productos y las calorías por porción que aportan a tu organismo.

Por ejemplo, una cucharada de mayonesa tiene en promedio 94 calorías2. En general, la porción estándar de aderezo para ensaladas es de dos cucharadas, así que calcula cuántas calorías ocuparía tu aderezo de las 2,000* recomendadas para el consumo diario3.

Si decides usar aderezos “light” recuerda que, aunque tienen menos valor calórico, no por ello su valor energético es nulo y, en ocasiones, estos aliños libres de grasas pueden contener más azúcar o sodio, por lo que es importante revisar lo que estás poniendo en tu plato.

Una buena opción para saber exactamente qué contienen tus aderezos es prepararlos en casa. Experimenta con aceite de oliva o de canola; diferentes tipos de vinagres, yogur natural, mostaza, especias o jugo de limón.

Evita ahogar tu ensalada. Muchas personas creen que entre más aderezo es mejor, pero no hay nada menos apetitoso que una ensalada que chorrea aceite4. En este caso, incluye más hojas verdes, para balancear las proporciones.

Dile adiós al pan frito. Si te gusta la sensación crujiente, sustitúyelo con almendras o nueces que aportan ácidos Omega 3 y 65. Entre 6 y 8 frutos secos son una buena cantidad y le darán mucho sabor.

Selecciona bien tus proteínas. En vez de carnes fritas o empanizadas, elige proteínas asadas o a la plancha. Si tu deseo es mantener tu ensalada baja en grasas, no le añadas tocino. Y si te gusta mucho el queso, cambia los más grasosos, como el manchego, por otros más ligeros, como el fresco o el panela.

Distribuye el sabor. No viertas el aderezo únicamente encima de la ensalada, pues no se distribuirá uniformemente y no lograrás el efecto deseado.

Royal para más posibilidades

Para que todo quede a pedir de boca, prepara primero el aderezo en una de las piezas de tu nuevo Juego de Tazones para Mezclar Royal Prestige®, y luego agrega los ingredientes de la ensalada en el contenedor. Incorpora bien y listo.

También puedes dividir el aderezo en dos tazones, coloca la mitad de la ensalada en un contener más grande, báñala con la primera porción de aderezo y mezcla bien. Luego agrega el resto de la ensalada y el aderezo que reservaste. Incorpora y así te asegurarás de que todo quede delicioso.

Entre las ventajas de los nuevos Tazones para Mezclar Royal Prestige® es que tienen la medida impresa, lo que te permite calcular la ensalada que necesitas para un almuerzo rápido o para una cena familiar. Después puedes guardar lo que sobró en el mismo contenedor y cerrarlo con su conveniente tapa, para deleitarte en cualquier momento.

La ensalada es propicia para el verano y para cualquier época del año, ¡así que ha disfrutar se ha dicho!

Fuentes consultadas

  • webmd.com
  • nutritionix.com
  • fda.gov
  • Huffpost.com
  • Salud180.com

Links de referencia