Este Día del Padre, regálale a papá una gran sonrisa

Papá. Consejero, luchador. Lleno de amor inmenso, y capaz de darlo todo por el bienestar de los suyos. A continuación te mostramos divertidas ideas, que el próximo Día del Padre le derretirán el corazón.

  • Llévale el desayuno a la cama.

Permite que papá duerma, y aprovecha para irle preparando el desayuno que más le guste, o simplemente su café favorito, junto al periódico del día; este pequeño gesto lo hará sentir muy especial.

  • Coordina un paseo en familia.

¿Cuál es su actividad favorita? ¿Ir a un juego deportivo, salir a comer, ir a un museo? Llevarlo de sorpresa a ese lugar le sacará una gran sonrisa.

  • Organiza un picnic en su honor.

Lleva a papá de picnic y, si quieres que el evento sea aún más especial, invita a todos los padres de la familia (tíos, hermanos, abuelos), y hagan juntos una gran reunión familiar.

  • Derrítelo con un collage de fotos.

Busca fotos antiguas de la familia haciendo actividades divertidas con papá, que le hagan recordar los buenos momentos que han compartido juntos. Crea un álbum, una presentación de fotos, o solo siéntate con él a verlas, mientras disfrutan de su merienda favorita.

  • Cuando papá está lejos

Si papá vive lejos y le gusta conectarse al Internet, dedícale mensajes especiales en las redes sociales. También puedes enviarle un paquete sorpresa con sus artículos favoritos, fotos de la familia o de los nietos; todo lo que pueda hacerlo sonreír. Escríbele una carta y envíasela por correo postal o electrónico. Exprésale toda tu gratitud. A lo mejor has tenido diferencias o disgustos con tu padre, aprovecha la oportunidad para hacer las paces. Esto te hará sentir más tranquilo y en paz. Si papá se ha ido físicamente, dedícale una oración o tus pensamientos, o haz en su honor alguna actividad que él disfrutaba en vida. No hay mejor detalle que llevarlo siempre en el corazón.

Cualquiera que sea tu plan para consentir a papá en su día, recuerda apapacharlo mucho, expresarle todo tu cariño, y hacerlo sentir muy apreciado. Su sonrisa vale oro.