Sorprende a mamá con una experiencia culinaria

Un menú diseñado especialmente para ella

El Día de la Madre está a la vuelta de la esquina y por todas partes escucharás que debes celebrar a mamá todos los días y no sólo en una fecha en particular. Aunque es una verdad muy cierta, a todas las mamás nos gusta que nos consientan con algo especial que nos permita inmortalizar este momento para siempre, por ello te proponemos que le prepares una experiencia única.

Por Lolbé Corona

Seamos honestos, mamá es la mejor cocinera del mundo para nosotros y, en la mayoría de los hogares, es ella quien más frecuentemente prepara los alimentos para todos. Sin embargo, lo que menos quiere una mamá el Día de la Madre es cocinar. Y te lo digo yo, quien soy mamá de un hermoso y travieso niño de 11 años.

Para homenajear a mamá como se merece, lo primero que se nos viene a la mente es llevarla a comer fuera, tal vez a su lugar favorito o alguno de moda. Es una opción excelente, aunque una alternativa más afectiva y amorosa sería que le prepares algo único y exclusivo, que este diseñado especialmente para ella. Qué tal si la sorprendes con una experiencia culinaria que seguramente le llegará directo al corazón. Aquí unas sugerencias:

7:00 am Llévale el desayuno a la cama

Sorpréndela desde temprano. Prepárale su desayuno favorito, y acompáñalo con un jugo recién preparado en tu Extractor de Jugos Royal Prestige®. Busca inspiración en las recetas de zumos que están incluidas en esta edición.

12:00 pm Lunch con flores comestibles

Puedes regalarle flores, pero si las incluyes en su comida podrás llevar la experiencia a otro nivel. Guíate por nuestro artículo de flores comestibles para que conozcas cuáles son las sugerencias para su manejo y cuidado. Selecciona alguna de las recetas que incluimos en esta edición.

5:00 pm Más tiempo con mamá y menos en la cocina

No es necesario que pases horas cocinando, con las nuevas Ollas de Presión Royal Prestige ® puedes prepararle el platillo que más le gusta a la reina de la casa en menos tiempo. Así disfrutas de más tiempo de calidad con ella.

7:00 pm Endulza el momento

Un buen postre es el toque final de una buena comida. En esta edición incluimos la receta de mermelada de Jamaica, aunque también puedes encontrar muchas ideas en nuestras publicaciones anteriores o en nuestro sitio de internet; ahí encontrarás opciones nutritivas y saludables. Incluso algunas con poca azúcar o sin gluten. Para acompañar este dulce momento puedes hacer un rico cafecito con nuestro Royal Café™, que te permite preparar chocolate caliente, té y otras infusiones.

8:00 pm Termina la velada con un toque Royal

Para cerrar la noche con broche de oro, sorpréndela con un regalo. Tal vez tu mami sería muy feliz si le regalas el sistema de cocina de Novel® de Royal Prestige® que permite cocinar con poca agua; otras excelentes opciones son la pavera ovalada con la que sueña en Navidad y nuestros utensilios de cocina.

24/7 Sin horario ni fecha específicas

Como dice una popular canción “Quererse no tiene horario, ni fecha en el calendario…”, así que todos los días puedes celebrar a mamá de la manera que quieras. Haz de esta fecha un día inolvidable, ese será su mejor regalo y si aún la tienes a tu lado, celébrala todos los días.

Cómplice cibernético

Si no estás físicamente cerca de tu mamá, si ella vive en otro país y no puedes prepararle esta sorpresa personalmente, siempre es posible pedir ayuda. Aquí unas recomendaciones:

  1. Busca un cómplice. Puede ser tu papá, una de tus hermanas o algún pariente cercano. Ambos pueden planear el día y asegurarse de que todo salga a pedir de boca.
  2. Consigue la receta favorita de mamá y compra los ingredientes. Pide a tu cómplice que hago la mismo y documenten con fotos o video la preparación del platillo y lo compartes en tus redes sociales.
  3. Cuando tu cómplice le presente el platillo sorpresa, llama a tu mamá y dile que tú ayudaste en la preparación. Compartan las fotos y coman todos juntos. Ella te sentirá muy cerca y sabrá que la tienes muy presente, pues para el corazón no hay distancias.