10 claves para conseguir tu meta

En búsqueda del peso ideal

Bajar de peso es el talón de Aquiles para muchas personas. Para ayudarte a conseguir tu meta de tener un peso saludable este 2020, compartimos contigo estas 10 claves para alcanzar tu objetivo.

1) Aceptar el estado presente y pedir ayuda: Aceptar el estado en el que nos encontramos (en lugar de negarlo o justificarlo con excusas), crea un puente con el estado que deseamos lograr. Una vez lo aceptamos, es de inmensa utilidad contar con apoyo.

2) Dar el primer paso: Cuando hemos fallado tantas, es fácil pensar que jamás lo lograremos. En este caso, es importante dar un “salto de fe”. No importa que aún no sepamos cómo lo vamos a lograr, debemos dar el paso que nos llevará al logro.

3) Seguir instrucciones: Aunque en la época actual existe mucha información, no siempre encuentras todas las respuestas a tus inquietudes en Internet, por lo que es vital asesorarse con un especialista en salud y seguir las instrucciones antes de someterse a dietas extremas o demasiado rigurosas.

4) Poner fecha: En lugar de solamente decir cuántas libras quieres rebajar, ponte una fecha específica y realista para lograrlo (3, 6 o 12 meses). Así te mantendrás enfocado, sin querer apurar —ni retrasar— los resultados.

5) Metas grandes, metas pequeñas: Tu objetivo primordial es el número total de libras que quieres rebajar en el tiempo que has previsto. La meta pequeña es cuántas libras necesitas rebajar semanalmente para poder alcanzarlo. Asegúrate de que sean metas sensatas y no pongan en riesgo tu salud. 

6) Aprovechar los recursos a tu alcance: Descarga una aplicación gratuita, que te permita registrar todas las comidas, para no sobrepasarte de las calorías diarias. Habla con tu familia para que te apoyen, y no te ofrezcan postres y comidas poco nutritivos. Sé creativo.

7) Usar la mente a nuestro favor: La mente es clave en cualquier meta que nos propongamos, y si no la educamos, puede sabotear nuestros planes. Visualízate alcanzando tu meta y cada vez que tengas la tentación de flaquear, trae a tu mente la imagen de ti mismo logrando tu meta.

8) Hacer ajustes: Cada cierto tiempo es bueno detenernos, ver qué hemos logrado y hacer los ajustes necesarios para fortalecer nuestro objetivo. Por ejemplo, si necesitas incorporar actividad física a tu rutina diaria y estableces que deber caminar unos mil pasos diariamente ajusta tu plan del día para conseguirlo.

9) Celebrar los pequeños logros: Los logros menores merecen ser reconocidos, porque nos acercan a lo que nos hemos propuesto, y fortalecen nuestro sentido de logro. Celebra estas pequeñas conquistas, como poner de nuevo esa prenda que ya no te quedaba, y premia tu esfuerzo.

10) Compartir: Dicen que al enseñar se aprende dos veces. Comparte lo que has alcanzado hasta ahora y al dejar constancia de esto te estarás comprometiendo a continuar con tus objetivos. Usa esta frase motivacional: “¡Sí puedo, es fácil y lo estoy logrando!” Mucho éxito.