Ideas prácticas para cocinar con los ingredientes que tienes en tu cocina

Cuántas veces nos sucede, que al llegar a casa después de un largo día de trabajo, llegamos con hambre y no sabemos qué cocinar. Abres el refrigerador, buscas en las despensas… y aunque tienes varios ingredientes, con el cansancio que traes, no se te ocurre nada.

Afortunadamente muchos de los ingredientes que tenemos en la cocina suelen ser versátiles y los podemos utilizar de varias maneras, para preparar platos fáciles y ricos en sabor.

Para esos días de poca creatividad y que buscas un poco de inspiración, queremos compartirte algunos consejos que te harán la vida más fácil y que podrás utilizar a la hora de preparar tus alimentos, usando tan solo los ingredientes que tienes al momento.

Vegetales, un arcoíris de sabor y versatilidad 

A las ensaladas puedes agregarle prácticamente cualquier cosa. Como base coloca algunas hojas verde y agrégales otras verduras que encuentres en tu refrigerador. Luego, puedes combinarlas con alimentos ricos en fibras como los granos (ya sea lentejas, garbanzos o frijoles) y otros alimentos que le den más textura y sabor, como queso, aceitunas o alcaparras. Para hacer de tu ensalada un plato más completo nutricionalmente, agrega una proteína, como huevo, pollo o pescado. 

Otra opción deliciosa para sacar provecho a los vegetales es hacer una torre de verduras. La preparación de esta es muy sencilla, basta con cortar rodajas finas de tus verduras favoritas e intercalar con queso y tu salsa o aderezo favorito. Puedes servirla fría o caliente, gratinando en el horno para que el queso quede derretido.

Carnes y pescados, fáciles, jugosos y sabrosos

Una gran alternativa para cocinar con lo que tienes en tu nevera son las carnes o pescado. Con solo sazonar uno de estos con tus hierbas favoritas y ponerlos al horno, prácticamente se cocinarán solos. Simplemente coloca la proteína ya condimentada en una bandeja junto con las verduras que tengas a mano, mezcla con aceite de oliva, sal y pimienta y mételas al horno. Asegúrate de monitorear la temperatura y el tiempo de cocción y tendrás un delicioso plato, fácil y rápido de preparar.

Si buscas otra opción que hacerlo al horno, las carnes y pescado son fáciles de hacer a la parrilla o fritos en una sartén y pueden ser acompañados por tu guarnición favorita. Algo fácil como un arroz, pasta o ensalada. En minutos tendrás una comida que todos disfrutarán. 

Pasta y arroz: dos básicos de la despensa

Hablando de esas guarniciones que suelen salvarnos la vida, estamos seguros de que en tu despensa hay más de un paquete de tu pasta favorita. Hay mil maneras de hacer un delicioso plato de pasta y siempre se puede aprovechar cualquier ingrediente que tengas en la cocina. Para la salsa puedes elegir desde la tradicional a base de tomates; una salsa cremosa con hierbas y queso; una base simple con aceite de oliva y ajo o la favorita de muchos, un pesto de albahaca. Acompaña cualquiera de esto con los vegetales que tengas a mano y tu proteína favorita, y ya tendrás un plato bastante completo, que requiere muy poco tiempo de elaboración. 

¿Y qué me cuentas del arroz? El ingrediente más versátil y fácil de preparar. La guarnición reina de las mesas latinas, se pueden preparar de muchísimas formas. Mezcla con tus verduras, hierbas, legumbres o especias favoritas y si te quedó una salsa de cualquier otra receta, o resto de alguna proteína, combínalos y tendrás un delicioso plato improvisado en pocos minutos. 

Panes y tortillas: tu vida más fácil

Otro ingrediente que salva vidas es el pan. Con solo dos rebanadas de pan, puede transformar cualquier proteína o verdura sobrante en un panini o acompañarlos con una tostada crujiente. Si tienes poco tiempo, también puedes preparar desde un delicioso sándwich con tus ingredientes favoritos, como quesos y embutidos. Y si te quieres poner aún más creativo, puedes agregar alguna salsa, cebollas salteadas e incluso un huevo frito. ¿Tienes una carne molida en la nevera? ¡Aprovéchala para unas hamburguesas!

Otro alimento que te salvará en momentos de poca creatividad son las tortillas, que puedes combinar con cualquier ingrediente que tengas en la cocina. ¿Qué te parece combinar la carne de puerco que tienes en la nevera con un poco de salsa y queso crema? Si tienes camarones, puedes ponerlos en una sartén con un poco de queso entre dos tortillas y cubrir con guacamole para obtener una deliciosa quesadilla.

¡Ya sabes! La próxima vez que estés cansado o no sepas que cocinar, basta con abrir la nevera y la despensa, sacar los ingredientes que tienes disponible y poner en práctica cualquiera de estas ideas, fáciles y rápidas de preparar. Si buscas recetas ricas y saludables, visita Royal Prestige.com, su sección de recetas es muy completa y te dará la inspiración que necesitas para cocinar con los ingredientes que tienes en tu cocina todos los días.